ETAPA DE CRECIMIENTO

El Pastor Blanco Suizo es un perro que crece muy rápido, por lo que es recomendable que a partir de los 3 meses se le empiece a dar suplementos condroprotectores.

Desde TWS, por la riqueza de sus componentes,  recomendamos Condrovet Force HA o Hyaloral.

En cuanto a la alimentación, hasta que el perro cumpla 1 año, es aconsejable que coma 3 veces al día.

Nosotros utilizamos el pienso de Natural Greatness Chicken (Starter-Puppy), que es un alimento natural que le aporta al cachorro todo lo que necesita para crecer fuerte, sano y con un pelo de calidad.

Esta es la tabla en la que te podrás basar para adecuar la cantidad de pienso diaria:

 

 

Por supuesto, estas cantidades van en función de la actividad que tenga el perro, si ves que tu cachorro está delgado súbele el pienso y si ves que engorda mucho, redúcele la cantidad.

Nosotros recomendamos dar el pienso ligeramente húmedo, por lo menos hasta los 3 – 4 meses de vida.

La alimentación es la base de una buena salud, por lo que aconsejamos mirar siempre la composición del pienso, que sea lo más natural posible y con un porcentaje de grasa bajo.

Nosotros les damos el starter hasta los 4 – 5 meses y a partir de ahí comenzamos a mezclarlo con Natural Greatness Wild o Cordero, que aunque serán nuestros piensos de mantenimiento para la etapa de adulto, también se recomiendan para cachorros. 

Esta es la guía de alimentación orientativa de la receta Wild:

 

En la página web de Natural Greatness podrás encontrar más información y valorar la gama de piensos que ofrecen al público.

.

.

El PBS es un perro al que le gusta la actividad, les encanta correr y trabajar, por lo que recomendamos una actividad física diaria.

Aunque crezca muy rápido, no hay que olvidar que, aunque parezcan mayores por su tamaño, siguen siendo cachorros y hay que respetar su crecimiento, por ello la actividad física debe ir aumentando de forma moderada, de manera que no haya riesgos de lesión.

No solo la actividad física satisface a tu perro, también la actividad mental, juegos como los trileros con comida o enseñarles a dar la pata, tumbarse, dar la vuelta, son ejercicios mentales que estimulan a tu perro y que les ayudará a desarrollar su olfato y reforzar la obediencia.

Seguir unas rutinas de actividad ayuda a tu perro a ser equilibrado. Su educación se debe basar siempre refuerzos positivos y respeto, desde que son cachorros debes evitar que el perro te tenga miedo.

Todos los perros necesitan una buena base de socialización, por lo que es importante que, cuando tenga todas sus vacunas puestas (antes no debe salir a la calle), se relacione con otros perros, tenga contacto con otras personas (que les toquen, jueguen…), y pasee por sitios ruidosos para que se acostumbre a todo tipo de ruidos.

El carácter de esta raza tiende a ser desconfiado y si no se trabaja desde el principio, en el futuro podrán aparecer problemas de conducta.

Desde nuestra experiencia, si no has tenido perro antes, es mejor que inviertas dinero en la educación del perro cuando es pequeño y que un profesional te aconseje durante los primeros meses en casa, para que en el futuro puedas disfrutar de un perro educado, tanto en casa como en la calle. Recuerda que, un perro obediente sufre menos estrés, conoce sus límites y vive mejor.

 

 

LEISHMANIOSIS

La leishmaniosis o leishmaniasis es una enfermedad infecciosa causada por un parásito microscópico llamado Leishmania infantum. Llega a nuestros perros a través de la picadura del flebotomo, quién lo «traslada» de un animal a otro en su aparto bucal. Cuando el flebotomo ingiere sangre de un perro infectado se “carga” de parásitos y los transmite a un nuevo huésped cuando le pica. A través del torrente sanguíneo llega a las células causando daños en los tejidos afectados.

Para mantener a los perros protegidos de la Leishmaniasis recomendamos:

  • El uso mensual de las pipetas Advantix (adecuadas al peso) durante todo el año (Puedes aplicarlo a partir de 1,5 kilos y 7 semanas de edad)

  • El collar Seresto desde el mes de abril (dura 8 meses).

  • Además, si fuera posible, colocar en la habitación o lugar donde duerme el perro un aparato antimosquitos.

  • En verano, para los paseos nocturnos, sobre todo para cuando estamos en zonas con humedad donde abundan los mosquitos, rociar un poco al perro con un spray de citronela por el lomo

 

 

CUIDADOS DE PELO Y UÑAS

Cepilla su pelaje una o dos veces por semana, de esta manera retirarás el pelo muerto y conseguirás mantenerlo en buen estado. En épocas de muda será necesario que lo cepilles a diario.

Se desaconseja cortarle el pelo en verano. Los PBS necesitan el pelo para protegerse del sol. Aunque creas que pasará más calor con tanto pelo, lo pasarán aun peor sin su capa de protección y además expondrás su piel a quemaduras y al Perro a un golpe de calor.

En verano, lo mejor para tu PBS es disponer siempre de agua limpia y fresca y de sombra.

Si en verano se bañara en la piscina o en el mar, es importante que lo bañes con agua dulce después, el cloro y la sal “oxidan” el pelo del perro y podría amarillear. La arena de la playa si no la cepillas les podrá ocasionar picores por lo que es importante cepillarles después de la playa.

Báñalo sólo cuando sea necesario y siempre con champús adecuados, podría debilitarse la calidad del pelo. En épocas de lluvia es mejor secarlo con una toalla y darle un buen cepillado.

El ejercicio diario ayuda a mantener las uñas del perro en buen estado y con una longitud adecuada. Sin embargo, aquellas uñas que no tocan la superficie del suelo, como las uñas que están más arriba, pueden necesitar más recortes que el resto para evitar que se vuelvan demasiado largas, curvándose y clavándose en la piel. Recomendamos que, si no tienes experiencia, que lo realice un veterinario o peluquero con conocimientos, pues las uñas tienen vasos sanguíneos que si los cortas, a parte de hacer daño al perro, sangrará.